Desinformación y miedo llevan a miles de “dreamers” a no aprovechar la última renovación de DACA

Escrito   ▪  04/10/2017

article-image-40769

Desinformación y miedo parecen ser dos de las razones por las cuales miles de jóvenes con DACA no se han presentado aún a renovar su beneficio por última vez, aunque tenían -y aún tienen- hasta este jueves 5 de octubre para hacerlo...

Tras contactar a varios muchachos que no han renovado DACA, queda palpable el nivel de temor y zozobra en el que están viviendo. La mayoría se rehusó a hablar para este artículo, ni siquiera “off the record”.

Un par de ellos lo hicieron con la condición de quedar totalmente anónimos y otros lo hicieron a través de terceros.

Melissa (no su nombre real), supo demasiado tarde que tendría una única oportunidad de renovar su DACA, y ahora ya se ha dado por vencida.

La joven de 24 años, residente de Sunland, dijo que en julio recibió una carta de la Agencia de Inmigración y Naturalización (USCIS) diciéndole que tenía 180 días para pedir su renovación de su DACA y permiso de trabajo, que expira en febrero.

“Pensé que tenía tiempo, y nunca más escuché nada”, dijo. “Estoy tan ocupada trabajando y estudiando que no tengo tiempo de ver noticias, solo miro Instagram para conectarme con mis amigos. Supe que anularon el programa y pensé: ya se acabó. En ninguna parte escuché que aún había una oportunidad de renovar”.

El martes por la noche, la joven dijo que aún intentaría acudir a alguna organización comunitaria, pero que no tenía mucha esperanza de llegar a tiempo, ya que no tenía el dinero para el pago. Tampoco sabía que muchas organizaciones lo estaban proporcionando y no podía tomar el día en el trabajo.

Los activistas han hecho lo posible para informar a la comunidad, usando los medios de comunicación, medios sociales y “outreach” de sus organizaciones en diversos puntos del país.

Pero todo parece indicar que el gobierno de Estados Unidos no ayudó mucho al no enviar correcciones de las “notificaciones” de renovación, como la recibida por Melissa, que salieron por correo antes del 5 de septiembre.

Fue ese día, cuando el procurador Jeff Sessions anunció que DACA terminaría, que todo cambió.  A partir de allí, se estableció que solo un grupo de 154,000 beneficiarios del programa podrían renovar, si su permiso expiraba antes del 5 de marzo de 2018.

Pero sólo tenían un mes para hacerlo, hasta el 5 de octubre.

“Fue muy poco tiempo”, dijo Deyvid Morales, un joven beneficiario del programa residente en Salt Lake City, Utah, que ha creado algunas aplicaciones y programas para ayudar a su comunidad de “dreamers”.

Morales intentó informar a su círculo de conocidos por medio de sus páginas y medios sociales, pero esta misma semana recibió mensajes de tres personas distintas que le preguntaban si no era demasiado riesgoso el renovar.

“Uno de ellos me dijo que tenía miedo de lo que pasaría al acabarse los dos años”, dijo Morales. “Yo le dije que era mejor protección por dos años que cuatro años sin protección”.

Aún así, dijo el “dreamer”, el temor de varios jóvenes con los que habló era patente.

“No confían, piensan que prefieren estar indocumentados a que ICE tenga su nueva dirección”, agregó Morales. “Prefieren incluso mudarse que darles su nueva ubicación y que en dos años vengan por ellos”.

No todos los jóvenes con DACA pensaron de esta manera. Según las más recientes cifras de USCIS, 39,400 jóvenes enviaron su solicitud entre el 5 de septiembre y el 27 del mismo mes. Otras 13,500 solicitudes llegaron entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre.

Un total de 154,200 personas calificaban para extender su DACA por dos años más, si renovaban a tiempo.

El abogado de inmigración y ex presidente de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración (AILA) Charles Kuck, en Atlanta, echó la culpa a la falta de voluntad del USCIS para ayudar y desplegar sus recursos en facilitar el proceso.

“Ayer mismo, un cliente me dijo que no había recibido la carta de USCIS diciéndole que había que renovar”, dijo Kuck. “Hay que recordar que la agencia había estado enviando esas notificaciones entre 5 y 6 meses antes de la fecha. Y ahora no enviaron nada”.

Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), dijo que cuando  DACA empezó en 2013, las solicitudes fueron entrando muy lentamente.

“No fue hasta después de los primeros tres meses que empezamos a ver el interés”, dijo. “Creemos que esto está en parte relacionado al poco tiempo que ofrecieron para renovar, metiendo seis meses de renovaciones en apenas un mes”.

Aunque se ofrecieron muchas ayudas, muchos jóvenes están en zonas alejadas de los centros urbanos, donde no hay servicios gratuitos y sí abogados que cobran demasiado, dijo María Asunción Bilbao, activista Dreamer en Florida.

“Lo peor de todo es el efecto terrible que esto tendrá para miles de jóvenes”, indicó Cabrera.

NOTA: Aún existe la posibilidad de enviar hoy por FEDERAL EXPRESS sus solicitudes, que deben estar en manos de USCIS el jueves 5 de octubre.

 

laopinion.com

 

 

Compartido desde: aquisuena.estrellatv.com

Que Buena 96.1FM | Aqui Estas: