11 maneras de conseguir dinero del gobierno (además del Seguro Social)

Escrito   ▪  30/10/2017

article-image-41184

Si necesitas ayuda del Gobierno, a menudo podrás encontrarla en forma de asistencia financiera. Para ver si eres apto para recibirla, normalmente deberás demostrar una necesidad financiera de asistencia del gobierno, y es posible que debas cumplir con otros requisitos. Hay variedad de asistencia disponible, desde subvenciones federales para comprar viviendas hasta asistencia para el cuidado de niños y subsidios para mujeres, además de una gran cantidad de otros fondos y préstamos del Gobierno.

Haz clic para descubrir cómo conseguir ayuda cuando la necesites.

 

1. BECAS UNIVERSITARIAS

El Departamento de Educación de EE. UU. ofrece préstamos estudiantiles que se deben reembolsar con el tiempo, así como subvenciones, como la Beca Pell, que no es necesario ser devuelta. Para obtener una Beca Pell o cualquiera de los tipos comunes de ayuda federal para la universidad, deberás completar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) y demostrar tu necesidad financiera. La cantidad que puedes obtener de las subvenciones del gobierno varía. La Beca Pell máxima, por ejemplo, es de 5.920 dólares para el año escolar 2017-18. Esa cantidad está sujeta a cambios cada año y la cantidad se basa en la necesidad del estudiante, la matrícula, la carga del curso y la duración de los estudios.

2. TRABAJO Y ESTUDIO FEDERAL

Los programas federales de trabajo y estudio financian trabajos a tiempo parcial para estudiantes de educación superior con necesidades financieras. El programa fomenta el trabajo de servicio comunitario, como la tutoría y la alfabetización. Al igual que con las subvenciones federales, deberás completar una FAFSA para comenzar el proceso de solicitud. La cantidad otorgada depende de factores como el calendario de la solicitud del estudiante y la necesidad financiera demostrada. Aunque la escuela o el empleador generalmente paga hasta el 50% de los salarios, que deben cumplir con el estándar federal de salario mínimo, en algunos casos el gobierno federal paga el 100% del salario del estudiante.

3. ASISTENCIA SANITARIA

La Ley de Asistencia Asequible ofrece subsidios para el seguro de salud a contribuyentes de bajos y medianos ingresos. A partir de 2016, unos 10,5 millones de estadounidenses se beneficiaron de estos subsidios. Para optar a ellos, visita la página web de atención médica del gobierno para determinar si eres apto para conseguir el subsidio. Es posible que te redirijan a una página web estatal independiente, ya que algunos estados, incluido California, tienen su propio programa. El monto de tu subsidio se basa en el tamaño de tu hogar y tu ingreso bruto ajustado modificado. Podrás acceder a diferentes niveles de subsidio si tu MAGI (por sus siglas en inglés y se refiere al Ingreso Bruto Ajustado Modificado) está entre el 100 y el 400 por ciento del nivel de pobreza federal.

4. SERVICIOS DE CUIDADO INFANTIL

El Fondo de Cuidado y Desarrollo Infantil proporciona asistencia de cuidado infantil para padres con bajos ingresos y cuidadores primarios de niños menores de 13 años, o de 19 si no pueden cuidar de sí mismos, según Benefits.gov. Otros requisitos varían según el estado, pero por lo general, deben estar empleados o participar en un programa de capacitación o educación. La elegibilidad financiera también varía según el estado. Visita la página web de CCDF de tu estado para descubrir si reúnes los requisitos necesarios para recibir ayuda con los gastos de cuidado infantil.

5. FACTURAS

El Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Ingresos (comúnmente conocido como LIHEAP, según sus siglas en inglés) ayuda a aquellos con bajos ingresos a pagar las facturas de energía de su hogar. . El rango de ingresos para poder acceder a ella es del 110 al 150 por ciento del nivel de pobreza federal. Se da mayor prioridad a los hogares en los que los costos de energía representan un porcentaje significativo del ingreso familiar. También se otorga prioridad a los hogares de personas mayores o discapacitadas, y a aquellos con niños pequeños. Las subvenciones se emiten a través de estados individuales. El monto que se puede recibir varía y se basa en la necesidad y otros factores, pero generalmente no será suficiente para pagar tu factura de gastos completa.

6. ASISTENCIA DE PRIMER PAGO

Los compradores de viviendas de bajos y medianos ingresos pueden beneficiarse de subvenciones y préstamos que les ayudan con los costos de cierre o el pago inicial de un nuevo hogar. Estos programas son administrados por estados individuales, cada uno de los cuales tiene sus propios requisitos.

En California, por ejemplo, puedes pedir un préstamo junior de pago diferido de hasta el 3,5 por ciento del precio de compra de una vivienda si compras por primera vez. El préstamo se emite con un préstamo de primera hipoteca de CalHFA. Debes completar el asesoramiento para compradores de vivienda y tener un ingreso dentro de ciertos límites para aplicar. Por ejemplo, si vives en un hogar de dos personas en el condado de Los Ángeles, puedes pedir un precio de compra de una vivienda de 600.000 dólares, o menos, con un ingreso de 69.950 dólares, o menos.

Además de proporcionar ayuda con el pago inicial, Alabama ofrece un programa Step Up + que paga hasta 1.500 dólares de prima de seguro hipotecario privado para compradores de viviendas que ganan menos del 80% del ingreso medio en la zona.

7. DINERO NO RECLAMADO

Tal vez la forma más fácil de obtener dinero del gobierno es pedir los fondos que ya se te deben. En realidad, hay muchas razones por las que se te debe dinero de las que ni siquiera tienes conocimiento, como cuentas bancarias olvidadas y cajas de seguridad, cheques sin cobrar y beneficios del seguro. De hecho, la Oficina del Contralor del Estado de Nueva York informa que devolvió más de 300 millones de dólares en fondos no reclamados en 2017.

Comienza en la página web de la Asociación Nacional de Administradores de Propiedades No Reclamada para encontrar la agencia estatal apropiada que pueda ayudarte. Para presentar un reclamo, puedes ingresar tu nombre online (en línea) y buscar el dinero faltante. Puedes procesar reclamos online o por correo, según las instrucciones de cada estado.

8. ASISTENCIA CONTRA DESASTRES

Si eres inquilino o propietario en una zona que el presidente declaró zona de desastre federal, como los condados afectados por los huracanes Harvey e Irma en 2017, y perdiste tu vivienda principal en el desastre, puedes solicitar la ayuda a través de la Asociación Federal para el Manejo de Emergencias. Puedes solicitar el proceso de ayuda de FEMA completando online la solicitud de asistencia por desastre, y puede que se te pida también que presentes una solicitud de préstamos de la Administración de Pequeños Negocios, incluso si no planeas pedir un préstamo.

9. ASISTENCIA VITAL

Si necesitas dinero para cubrir los gastos básicos de vida, averigua si tu estado tiene un programa de asistencia vital basada en dinero en efectivo. En California, por ejemplo, el programa CalWORKs proporciona ayuda inmediata a corto plazo para las familias que no tienen suficiente efectivo para cubrir necesidades básicas como vivienda, comida, ropa, atención médica o gastos.

Los requisitos varían según el estado, pero California proporciona ayuda a personas con bajos o muy bajos ingresos que están embarazadas o que cuidan de un niño menor de 19 años, y que también están subempleados, desempleados o están a punto de quedar sin trabajo. El proceso comienza con una aplicación online (en línea). Los que la soliciten en California y tienen éxito pueden recibir hasta 949 dólares al mes para una familia de cuatro.

10. AYUDA A LOS VETERANOS

El Gobierno ofrece a los veteranos una serie de programas de asistencia financiera que no están disponibles para los civiles. Estas opciones incluyen préstamos de refinanciamiento en efectivo, préstamos hipotecarios directos para veteranos nativos americanos, programas de garantía de préstamos hipotecarios, préstamos de refinanciamiento para reducir las tasas de interés, préstamos para pólizas de seguro de vida y devoluciones de efectivo.

En el caso del préstamo de refinanciamiento de un veterano, el Gobierno otorgará préstamos a veteranos retirados honorablemente según el valor líquido de sus casas. Estos fondos se pueden usar para gastos tales como mejoras en el hogar y pago de gravámenes. Este préstamo VA no tiene límite máximo, y permite al veterano tomar prestado hasta el 100% del valor de la vivienda. Los prestatarios necesitan un Certificado de Elegibilidad válido para poder postularse. El COE está disponible online (en línea) o mediante un prestamista cualificado. 

11. PRÉSTAMOS COMERCIALES

El tipo de préstamo comercial más utilizado que puedes conseguir del Gobierno es un préstamo para pequeñas empresas de la Administración de Pequeños Negocios. El nombre es un poco engañoso, ya que la SBA (según sus siglas en inglés) en realidad no emite préstamos, sino que garantiza los préstamos otorgados por las instituciones participantes. La mayoría de las pequeñas empresas que operan con fines lucrativos pueden presentar una solicitud, pero también tendrás que obtener la aprobación del préstamo por parte de una institución emisora. Los préstamos tienen un máximo de 5 millones de dólares, pero el monto medio fue de 371.628 dólares desde 2015. Con el programa SBAExpress, puedes obtener una respuesta a tu solicitud de préstamo dentro de las 36 horas.

Puedes obtener dinero del Gobierno para una amplia variedad de necesidades. Aunque los beneficiarios del préstamo deben devolver el dinero, en algunos casos puedes obtener dinero en forma de subvenciones, las cuales nunca tendrás que devolver. Si tienes necesidad, fíjate si hay un programa gubernamental diseñado específicamente para tu situación y envía una solicitud.

msn.com

Compartido desde: aquisuena.estrellatv.com

Que Buena 96.1FM | Aqui Estas: